Asadigas | Gasóleo vs Gas Natural Gasóleo de calefacción vs gas – todo lo que necesitas saber – Asadigas

Gasóleo de calefacción vs gas – todo lo que necesitas saber

Son muchas las razones por las cuales calentar tu casa con gasóleo de calefacción es mejor que cualquier otra opción. Somos conscientes de que a la hora de tomar la decisión, barajarás otras opciones, como el gas o la electricidad. Por ello, hoy te presentamos una serie de hechos que te ayudarán a decidir sobre cuál es la fuente de energía que más te conviene desde el punto de vista económico, ecológico, tecnológico y de confort.

Mayor poder calorífico

El gasóleo de calefacción aporta un mayor rendimiento, ya que aprovecha mejor el calor y mejora el proceso de combustión.  Si lo comparamos con el gas, el ahorro es de hasta un 20%. En el caso de usar un combustible de alta calidad y una caldera de última generación, con sistema de combustión mejorada, el ahorro puede alcanzar el 30%.

Es una energía segura

El gasoil de calefacción no entra en combustión hasta una temperatura de 58º. Esto significa que no provoca explosiones o accidentes a temperatura ambiente. Al contrario que el gas natural, el gasóleo produce humo y olor cuando algo no va bien, por lo que se pueden tomar medidas a tiempo. El gas natural no solo es explosivo, sino que una fuga puede provocar intoxicaciones e incluso muertes por inhalación. Esto hace necesario extremar las precauciones cuando se usa gas en la vivienda, debido a la alta siniestralidad, con accidentes que se producen todos los años.

Aumenta la vida útil de tu instalación

La vida media de una instalación de gasoil es de más de treinta años, si tiene un mantenimiento adecuado. Las instalaciones de gas natural tienen una vida media de entre 10 y 12 años. Por si fuera poco, la correcta conservación y un adecuado mantenimiento suponen un importante ahorro energético. Además, las instalaciones de gas deben de pasar revisiones obligatorias anuales, lo que aumenta su coste de mantenimiento. Si bien es cierto que el gas aparentemente es más barato, es sobre todo porque los impuestos sobre dicho producto son más bajos que en los gasóleos, pero esta tendencia va a ser corregida desde la administración.

Energía limpia y eficaz

A nivel tecnológico, los sistemas de combustión de gasóleo calefacción evolucionan constantemente, reduciendo las emisiones a la atmósfera a la mínima expresión. La evolución tecnológica ha permitido reducir la cantidad de azufre, que disminuye aún más si se combina con biocombustibles, creando una fuente de energía aún más ecológica. Además, si el sistema de calefacción se mantiene correctamente, quema el combustible de una manera limpia y respetuosa con el medio ambiente. Por el contrario, el gas natural, que contiene un 95% de metano, genera un 18% de emisiones contaminantes de este gas, contribuyendo al calentamiento global y al cambio climático.

Caldera compacta y silenciosa

Hoy en día hay disponible una amplia gama de calderas que cumplen con la normativa internacional, asegurando su seguridad y eficiencia como fuentes de energía de una vivienda. Las calderas de combustión de gasoil son de escape externo, lo que las hace adecuadas para su instalación en el interior de la vivienda, ya sea en el lavadero, el sótano, el garaje… Por último, su tamaño pequeño y su funcionamiento, prácticamente silencioso, las convierten en una opción estupenda para las viviendas particulares.

Puedes elegir el proveedor que más te convenga

El mercado del gasóleo de calefacción es un mercado libre, en el que el cliente puede elegir libremente el proveedor que más le convenga por cercanía, comodidad, precio, etcétera.  En el caso del gas natural, las opciones son mucho más limitadas. ASADIGAS cuenta con más de veinte distribuidores de confianza en la provincia de Guadalajara.

Mayor control del gasto

Si optas por el gasóleo de calefacción, eres tú quien decide qué cantidad de combustible quieres almacenar en tu depósito y llevas el control del gasto, ya que el combustible está almacenado en tu domicilio.

Menos averías

En el caso del gas, un incidente en la red de distribución o una fuga podría poner en peligro tu instalación o el servicio podría verse afectado. Dado que el gasóleo de calefacción llega a tu vivienda a través de los camiones cisterna del distribuidor, las posibilidades de que el servicio de reparto de gasoil se interrumpa son mínimas. Además, el gasóleo se almacena en un depósito seguro, minimizando los riesgos de seguridad.

Sin problemas de abastecimiento

Actualmente, las reservas de petróleo y gasóleo garantizan un correcto abastecimiento a todos los niveles. Con el ascenso de la demanda de gas natural, disminuye la cantidad disponible, por lo que puede haber problemas de escasez en un futuro no muy lejano.

Related Post

thumbnail
hover

Información sobre el depósito de gasoil...

Respondemos a todas tus dudas sobre el depósito de gasoil para calefacción de tu vivienda: dónde colocarlo, cuál es la normativa, cómo ...

thumbnail
hover

¿Cuál es el mejor tipo de...

Cuál es el sistema de calefacción que mejor se adapta a tu vivienda unifamiliar.

thumbnail
hover

¿De dónde procede el gasóleo de...

De dónde viene el gasóleo calefacción. Desde la extracción del crudo hasta tu depósito.

Deja tu comentario