La energía | La energía – Asadigas

TU ENERGÍA, NUESTRA ENERGÍA

El Gasóleo calefacción es un combustible que ha sabido evolucionar adaptándose a las necesidades de la sociedad actual para convertirse en la opción más interesante de todas las existentes.

La tecnología más vanguardista aplicada al calor está detrás del gasóleo calefacción permitiendo optimizar su calidad hasta el punto de lograr resultados sorprendentes en el rendimiento de los modernos sistemas de calefacción y agua caliente.

Si ya es tu energía, estás de enhorabuena.
Si aún no lo es, no lo dudes y hazte con ella. Nuestra energía es tu energía.

La energía segura

Se trata de un sistema de calefacción seguro, de confianza, potente y que no produce explosiones. La seguridad y la tranquilidad están demostradas.

El gasóleo calefacción ni se inflama ni produce explosiones.

Además de superar los más exigentes controles homologados de la UE y a diferencia de otras energías, con el gasóleo calefacción se tiene la completa seguridad de no correr ningún peligro ya que, a temperatura ambiente no se inflama ni produce explosiones.

Esto es debido a que el gasóleo solo se inflama a temperaturas superiores a 60º C, lo que le convierte en una fuente de energía fiable y de total confianza en su uso.

  • Cuando me piden consejo, recomiendo siempre un sistema de gasóleo calefacción. En toda mi vida profesional jamás he visto un accidente causado por una de estas instalaciones.

    Ismael de la Fuente
    INSTALADOR PROFESIONAL

LA ENERGÍA ECONÓMICA

Nuestro gasóleo calefacción garantiza un mayor aprovechamiento de la energía y un ahorro de hasta un 20% en el consumo si lo comparamos con el gas, hasta un 30% frente a la energía eléctrica y hasta un 40% si combinamos combustibles de alta calidad con sistemas de gasóleo de última generación o con instalaciones reconvertidas.

El gasóleo calefacción ahorra tiempo y dinero.

Gracias a las nuevas tecnologías de combustión, se consigue que la totalidad del gasóleo se transforme en calor obteniendo un considerable ahorro de combustible y un rendimiento de casi el 100%.

El gasóleo calefacción en términos de costes/termia es un 20% más barato que el gas natural y hasta un 30% que la energía eléctrica. El ahorro de consumo puede llegar hasta un 40% si combinamos gasóleos de última generación con calderas modernas y un buen mantenimiento de las instalaciones.

Atención a esto: Con el gasóleo calefacción solo se paga la energía que se consume, no como ocurre con otros sistemas que, además del consumo, cobran periódicamente otras cantidades fijas como alquiler de contadores, cuotas de enganche a su red, y otros conceptos muy diversos…

A la hora de plantearse la inversión inicial en el sistema de calefacción, el gasóleo resulta ser la opción más ventajosa debido a las menores exigencias y controles (es más segura) en comparación con otras alternativas. Además, implica menores costes de mantenimiento a lo largo de toda la vida de la instalación.

La cantidad de agua requerida en los radiadores y el tiempo para su calentamiento son inferiores a los empleados por otros sistemas, es decir, con el gasóleo calefacción se consume menos combustible y se obtiene más nivel de confort.

  • Cuando tuvimos que elegir el sistema de calefacción, no lo dudamos. Por precio y resultados nos decantamos por el gasóleo calefacción. Fue todo un acierto. A día de hoy seguimos ahorrando.

    Pilar Blanco
    ASESOR FINANCIERO

LA ENERGÍA CONFORTABLE

Calor y consumo a su medida. El sistema de gasóleo calefacción permite controlar el consumo y disfrutar siempre de la temperatura deseada donde la eficiencia está sobradamente demostrada.

Las modernas calderas de gasóleo calefacción permiten regular cómodamente la temperatura de nuestro hogar.

En instalaciones comunitarias, los sistemas de calefacción y agua caliente a gasóleo proporcionan un calor homogéneo en todo el edificio, ya sea el primer piso o el ático.

¿Pueden decir lo mismo otros sistemas?…

Con un sistema de gasóleo calefacción, basta un único calentamiento por ciclo de 24 horas para disponer de una reserva de agua caliente, en cantidad suficiente y a la temperatura seleccionada.

  • Cuando vieron lo pequeña y silenciosa que era la caldera, no se lo creían.

    Carlos Plaza
    JEFE DE MANTENIMIENTO

LA ENERGÍA ECOLÓGICA

El gasóleo calefacción es un combustible ecológico que ha logrado eliminar prácticamente el contenido de sustancias contaminantes y reducido notablemente la emisión de gases a la atmósfera, por tanto, se trata de una energía limpia y respetuosa con el medio ambiente.

La industria moderna y los recientes avances tecnológicos han permitido conseguir una producción de gasóleo calefacción con un alto rendimiento en la combustión y absolutamente respetuoso con el medio ambiente.

Además, las modernas calderas de gasóleo calefacción, al transformar prácticamente la totalidad de la energía en calor, han reducido el consumo de combustible en un 30%, y con ello se ha conseguido una sustancial reducción de la emisión de gases a la atmósfera.

El escaso consumo de los sistemas de gasóleo calefacción para alcanzar el nivel de bienestar deseado los posiciona entre los más respetuosos con nuestro entorno. Además, la gran evolución hacia la calidad en el gasóleo ha eliminado prácticamente el azufre de su composición, manteniendo todas sus cualidades caloríficas.

  • Siempre me ha preocupado el medio ambiente. Nuestro granito de arena para no contribuir a su deterioro fue optar por la calefacción de gasóleo.

    Antonio Solaro
    INGENIERO TÉCNICO

LA ENERGÍA TECNOLÓGICA

Es una energía económica y de elevado rendimiento ya que la tecnología aplicada al gasóleo calefacción ha logrado reducir el consumo manteniendo el nivel de confort en lo más alto.

No es casualidad que los sistemas de gasóleo calefacción sean los que más se instalan en Europa. Al pertenecer a un mercado libre en competencia, se benefician de una energía en continua evolución y por ello son los que más y en menos tiempo han progresado. Funcionan perfectamente durante muchos años lo que, a la larga, implica un menor coste de mantenimiento frente a otros sistemas alternativos.

El tamaño de las calderas se ha ido reduciendo progresivamente hasta conseguir aparatos similares a los electrodomésticos, con diseños modernos y estéticos, bajos niveles de sonoridad, ausencia de olores, potencia y gran fiabilidad.

La calidad del gasóleo calefacción ha evolucionado también hasta conseguir productos de última generación capaces de optimizar el proceso de combustión multiplicando los rendimientos de las calderas.

Un buen ejemplo de este avance tecnológico es el gasóleo calefacción que desde Guadalajara suministran todos los distribuidores de ASADIGAS, que garantiza una combustión completa, mejorando el rendimiento de su caldera y ahorrando combustible. Además, conserva limpios los quemadores y el resto de la instalación y carece de olor.

En definitiva, si ya dispone de una instalación de gasóleo calefacción, puede estar tranquilo. Ya tiene la mejor opción. Si no es el caso, únase a los que piensan en el futuro y comience a disfrutar del verdadero confort.

  • Aunque cada día buscamos la innovación, es difícil mejorar lo que ya es técnicamente perfecto. Los sistemas de calefacción y agua caliente de gasóleo son un buen ejemplo.

    Francisco Delgado
    TÉCNICO DE LABORATORIO